martes, 26 de febrero de 2013

Pausa

De vez en cuando hay que hacer
una pausa

contemplarse a sí mismo
sin la fruición cotidiana

examinar el pasado
rubro por rubro
etapa por etapa
baldosa por baldosa

y no llorarse las mentiras
sino cantarse las verdades.
Mario Benedetti

domingo, 24 de febrero de 2013

La importancia de llamarse Ernesto

Desde que estudio psicología, presto particular atención a como llamo a las cosas. Y no podria ser de otra manera, ya que el mismisimo Freud tiene todo un apartado acerca de los nombres propios... y el psicoanalisis, en general, le da mucha importancia al lenguaje (qué los "actos fallidos", qué los "lapsus", qué "por qué usé una palabra en lugar de otra", etc). Y ahora, con esta estructura mental adquirida es cada vez mas dificil hacerme la boluda con algunas cosas. Cuando algo se sabe, se sabe, no? Aprendi que los nombres te condicionan, que las palabras te marcan, y hay que escucharse, para ver que mensaje nos damos y que mensaje les damos a los demás.

Esta pequeña introducción es para contar que le cambie la direccion al blog. Resulta que cuando empece a escribir acá, con un alto contenido de despecho en las venas, "laculpaesdemiex" me parecia un nombre acorde. Hoy, desde mas lejos, confieso que algunos post me averguenzan un poco, y puedo ver que mas allá del pasado hay un presente que me gusta. No tiene sentido que el nombre del blog me remita a algo que me hizo mal, ni tampoco ese el lugar que quiero para mi, yo tengo más que eso para dar. No quiero condicionarme a mi misma.
Fue dificil encontrar un nombre nuevo, ya que todo lo que se me ocurria estaba ocupado (que dificil ser original en estos tiempos, eh!)  pero, finalmente, este es el que quedó, y tiene mas que ver con mi yo actual:

Hola 2013, soy lengua de gato, y vengo a hablarte de mi...  ;)

martes, 19 de febrero de 2013

Porque quiso el cielo acariciar el suelo con su gota a gota....*


Hoy me desperté y llovía. No era de esas tormentas terribles como las que hubo ultimamente sino una llovizna debil, pero constante. Con mi paraguas transparente y los auriculares llenos de Sabina, me fui caminando al trabajo, despacito, disfrutando cada paso. Amo Buenos Aires cuando llueve. Siento que la lluvia limpia las calles y las almas. Cuando la lluvia pasa, se respira distinto: el aire cambia, se renueva. Yo me renuevo.
Ya es medianoche, y aunque mañana es feriado, la ciudad está muy tranquila. No se escucha nada. Por la ventana entra una brisa fresca, respiro profundamente  y me doy cuenta que sonrio. La lluvia de hoy me hizo bien, me siento más liviana. Es como si me hubiera limpiado un poco por dentro, llevandose unos pensamientos (¿o sentimientos?) que sobraban.
Respiro de nuevo, y antes de ir a dormir, vuelvo a poner Sabina....

 
 

jueves, 14 de febrero de 2013

Del amor y otros demonios

Cada 14 de febrero mi facebook se tiñe de rosa: corazones, fotos de besos y abrazos, dedicatorias melosas y amor en cada actualizacion de estado. Por la ciudad, se puede ver a gente caminando con flores, a los comercios lookeados para la ocasion y a restaurantes y bares llenos de promos para dos. Todo precioso realmente, pero algo pesado si no tenes un amor. No quiero que me malinterpreten: yo amo al amor! Solo que este febrero me toca no estar enamorada de nadie, y con Buenos Aires empapelada de romanticismo, mis amigas parecen preocuparse más de la cuenta por mi situacion. Tratan de presentarme gente, de contarme lo lindo que es estar enamorada como para ver si me tiento (como si yo nunca hubiera estado enamorada!), de aconsejarme, etc. Y para colmo, cada comentario que hago al respecto me deja peor parada.
Chicas, no estoy cerrando puertas, no estoy resentida ni sufro, solo no estoy enamorada y por eso prefiero estar sola...  asi que no me expliquen al amor, que ya se de que se trata...

Aqui un tangazo del Polaco!

Yo he vivido dando tumbos
Rodando por el mundo
Y haciéndome el destino...
Y en los charcos del camino,
La experiencia me ha ayudado
Por baqueano y porque ya,
Comprendo que en la vida
Se cuidan los zapatos
Andando de rodillas.
Por eso me están sobrando los consejos,
Que en las cosas del amor
Aunque tenga que aprender
Nadie sabe más que yo...
Yo anduve siempre en amores
Qué me van a hablar de amor!!

Si ayer la quise. Qué importa?
Qué importa si hoy no la quiero?
Eran sus ojos de cielo
El ancla más linda
Que ataba mis sueños.
Era mi amor, pero un día
Se fue de mis cosas
Y entró a ser recuerdo.
Después rodé en mil amores...
Qué me van a hablar de amor !

Muchas veces el invierno
Me echó desde la ausencia
La soga del recuerdo.
Y yo siempre me he soltado
Como un potro mal domado,
Por mañero y porque yo,
Que anduve enamorado
Rompí como una rosa
Las cosas del pasado.
Y ahora que estoy viviendo en otra aurora,
No me expliquen el amor,
Que aunque tenga que aprender
Nadie sabe más que yo.
Yo anduve siempre en amores.
Qué me van a hablar de amor!





lunes, 11 de febrero de 2013

y para morir joven ya soy viejo...*


28 años y sigo sin saber si soy el roto o el descosido
28 años y todavia no se donde me aprieta al zapato
28 años y a veces dejo para mañana lo que puedo hacer hoy
28 años y todavía quiero estar en la misa y en la procesión
28 años y sigo poniendole mala cara al mal tiempo
28 años y me visto de prisa aunque no este apurada
28 años y le miro los dientes a los caballos que me regalan
28 años y a veces le presto oidos a palabras necias
28 años y aunque no espere, desespero igual
28 años y me pica mucho la sarna con gusto
28 años y a veces abarco poco y aprieto mucho
28 años y cuando ando mal, acabo peor
28 años y se más por diablo que por viejo



*...mucha vida y pocas cosas claras,
tanto mundo y yo sin saber nada
...*


miércoles, 6 de febrero de 2013

Instrucciones para dar cuerda al reloj - Julio Cortázar

 
Preámbulo a las instrucciones para dar cuerda al reloj
 

Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire. No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo. Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia de comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj.

Instrucciones para dar cuerda al reloj

Allá al fondo está la muerte, pero no tenga miedo. Sujete el reloj con una mano, tome con dos dedos la llave de la cuerda, remóntela suavemente. Ahora se abre otro plazo, los árboles despliegan sus hojas, las barcas corren regatas, el tiempo como un abanico se va llenando de sí mismo y de él brotan el aire, las brisas de la tierra, la sombra de una mujer, el perfume del pan. ¿Qué más quiere, qué más quiere? Átelo pronto a su muñeca, déjelo latir en libertad, imítelo anhelante. El miedo herrumbra las áncoras, cada cosa que pudo alcanzarse y fue olvidada va corroyendo las venas del reloj, gangrenando la fría sangre de sus rubíes.
Y allá en el fondo está la muerte si no corremos y llegamos antes y comprendemos que ya no importa

lunes, 4 de febrero de 2013

como si fuera la ultima noche!

En estos tiempos de oquedad,
de oscuridad iluminada,
de distracción a perpetuidad,

de imbecilidad tan programada.

Aunque no encuentres la voz,

aunque te paguen con platos de arroz,
aunque te asustes y puedas caer,

la dignidad no se pierde sabés.

No estás aquí para pasar sin que te vean, que carajo!

Si ser lo mismo es virtud, vos sabés bien que también es quietud,
si anda rondando la felicidad no tengas tanto temor de cambiar.

Vas a bailar, como si fuera la última noche.

Vas a bailar, como si fuera la última noche

No sos un mueble en un rincón,

o solo un número en un legajo.
Te quiero oír respirar,

quiero abrazarte y sentirte vibrar,
no hay que viajar a otra dimensión,
para escuchar lo que suena mejor, dentro tuyo


Vas a bailar, como si fuera la última noche.
Vas a bailar, como si fuera la última noche.
Vas a bailar, como si nadie estuviera viendo.
Vas a bailar, porque no hay otro que este momento
.

Tanta soledad, todos conectados,
niños de pantalla bienvenidos al mercado